Si quieres evitar que los usuarios pasen por ejemplo por la página de carrito, la opción es hacer una redirección:

Es decir decirle a WordPress que cuando alguien acceda a:

tudominio.com/carrito le redirija a tudominio.com/tienda.

Esto se hace con el plugin redirection: https://es.wordpress.org/plugins/redirection/

Una vez instalado y activado el plugin

Ve a WordPress > Herramientas > Redirección

Añade una nueva redirección y pon como ves en la imagen URL de origen a URL destino y Añadir dirección.

Ahora comprueba que no se puede acceder ya, en este caso, a la página de carrito, si no que va directamente a la tienda.